Artista mexicano deportado hace 10 años se ha dedicado a realizar murales en la frontera

Tijuana – En la zona de Playas Tijuana, donde el horizonte se ve interrumpido por el imponente muro que separa a México de Estados Unidos, emerge la voz de la resistencia a través del arte de Javier Salazar. Este talentoso artista, originario de México pero deportado hace más de una década de los Estados Unidos, ha convertido el nuevo muro fronterizo en su lienzo, desafiando así las barreras físicas y políticas que dividen a dos naciones.

Javier Salazar, quien cruzó la frontera siendo menor de edad de manera irregular, ha llevado consigo el peso de la deportación a lo largo de su vida. “Esta obra fue mía, este fue un autorretrato que cursé a los 11 años, y así es como me enteré que no tenía papeles cuando vine a visitar a Tijuana. Fue algo muy feo, algo que aún no puedo comprender”, comparte Salazar, reflejando el impacto profundo que tuvo en él la experiencia de ser separado de su hogar y su comunidad.

El nuevo muro, que ahora se eleva hasta los 9 pies de altura, ha servido como una provocación para Salazar, quien ve en él más que una simple estructura física. “Está muy feo cuando vi que tumbaron el muro viejo. Quisiera que ese muro se fuera para siempre, pero al reemplazarlo y ponerlo 30 pies más alto, se torna aún más feo”, expresa el artista, señalando la escalada en la hostilidad representada por la ampliación de la barrera.

Sin embargo, Salazar no se ha dejado intimidar por la magnitud del muro ni por las políticas que lo respaldan. Por el contrario, ha encontrado en él una oportunidad para transmitir un mensaje de conciencia y resistencia a través de su arte. “El objetivo es crear un poco de conciencia sobre lo que nos espera. Son los mismos dos candidatos que nos tocó en la elección pasada y que nos espera ahora con Biden”, afirma Salazar, haciendo referencia a la continuidad de las políticas migratorias que han marcado la vida de miles de personas como él.

A través de sus murales, Salazar busca no solo denunciar las injusticias y las divisiones que representa el muro fronterizo, sino también inspirar a otros a levantar la voz y a resistir. “Lo pueden poner 50 pies, 60 pies, nosotros siempre vamos a encontrar la manera de rodear esto”, declara con determinación.

 

Related Posts

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *